945424_10200880159099023_1962944538_nA mediados de julio, un grupo de 45 personas viajó a Pozo del Toba, con el fin de realizar una misión solidaria y ayudar a un poblado que presenta un extremo nivel de pobreza, y que está totalmente olvidado por el sector político.
El grupo que viajó estaba compuesto por integrantes de varias localidades, como Laboulaye, Melo, General Levalle, Villa Rossi, V. Mackenna, La Cesira, Río Cuarto y Río Tercero.

¨Estuvimos casi una semana allá, fuimos en ómnibus hasta Castelli, y desde ahí unos 200 km en el acoplado de un camión, sobre la mercadería que llevábamos hasta Pozo del Toba, ya que no se puede acceder en ómnibus hasta ese lugar¨, cuenta a este medio Verónica Dutto, una de las partícipes del viaje.
Hasta allí llevaron alimentos no perecederos, medicamentos, ropa, camas, bancos y útiles escolares, bicicletas, juguetes y libros.
Si bien esta es la sexta vez que se lleva a cabo la misión solidaria, para ellos fue su segunda experiencia.

El pequeño poblado está bajo las órdenes de un cacique, que es el presidente de una comisión. Las donaciones que llevó este grupo estuvieron destinadas a unas 400 familias que habitan en el lugar.
Entre otras actividades, compartieron juegos, conversaciones y mateadas, además ayudar a mejorar el estado de las precarias viviendas.

¨Nosotros llevamos silobolsas también, porque con ese material podíamos colaborar para que no ingrese tanto frío a las casas de esa gente¨, explica Verónica.
Cabe destacar que Pozo del Toba es una población que presenta un nivel de pobreza extremo, y cuyos integrantes son descendientes de comunidades aborígenes.
Una experiencia única, que permite reflexionar y saber que ayudar a quienes más lo necesitan, puede ser mas simple de lo que imaginamos.

 

0 Comentarios:

Dejar un comentario