Con cambios en el estilo de vida, el 40% de los cánceres podría evitarse

cancer_1Cuando se menciona la palabra cáncer, casi invariablemente se piensa en sufrimiento, deterioro y muerte. Sin embargo, es una enfermedad que puede prevenirse, diagnosticarse y muchas veces también curarse.

Alrededor del 40 por ciento de todos los cánceres pueden ser prevenidos si se adoptan prácticas saludables, según asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS),

No fumar, hacer actividad física en forma regular y comer sano son los factores fundamentales, advierten los expertos, que también señalan que sólo entre el cinco y el 10 por ciento de los cánceres se vinculan a aspectos hereditarios.

En ese contexto, y al conmemorarse hoy el Día Mundial contra el Cáncer, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alentó a impulsar los esfuerzos para la prevención y el control de esta enfermedad, que es la segunda causa de muerte en las Américas, donde se cobra 12 millones de vidas al año.

En el país, uno de cada cinco

En la Argentina, de acuerdo con un informe de OPS, se registra un descenso en el número de muertes a causa de la enfermedad. Pero, igualmente, unas 60 mil personas fallecen cada año por tumores malignos, lo que representa el 20 por ciento de las más de 300 mil muertes que se registran al año en el país.

Así, el cáncer sigue siendo la primera causa de muerte en personas de 35 a 64 años, y cada año se producen más de 100 mil nuevos casos de cáncer, lo que implica una incidencia que ronda los 206 casos nuevos anuales por cada 100 mil individuos.

El cáncer más frecuente es el de mama (18 por ciento del total de casos), seguido por el de próstata, el de colon-recto y el de pulmón.

Estos cinco tipos de tumores representan más de la mitad del total de casos de cáncer en el país (51,2) según datos del Ministerio de Salud de la Nación.

Los que más muertes ocasionan, a su vez, son el de pulmón, el colorrectal y el de mama.

Para prevenir

Aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos, y reducir el consumo de grasas de origen animal y de ácidos grasos trans, junto a la práctica diaria de actividad física (al menos durante 30 minutos), previenen la aparición de esta patología.

También debe evitarse el consumo excesivo de alcohol, y básicamente el consumo de tabaco, la principal causa evitable de cáncer en el mundo, según remarca la OMS.

La exposición al sol, además, no debe ser entre las 10 y las 16, y siempre con protectores solares y ropa que proteja la piel.

A su vez, los controles médicos periódicos son fundamentales para detectar a tiempo el cáncer, dado que en sus etapas iniciales la mayoría la mayoría de los tumores no presenta síntomas.

Una vez detectada la enfermedad, los tratamientos más comunes que se emplean son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia.

Y aún en los casos en que la cura no es posible, se puede retardar su progresión y aliviar el dolor y el sufrimiento de aquellos que la padecen.

Fuente: La Voz del Interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *